En nuestra casa,como en la mayoría de las casas, estamos cada día más concienciados con el respeto al medio natural, separando residuos, reduciendo el uso de plásticos y haciendo un uso eficiente de los electrodomésticos que tenemos. ahora ya no se tiene un cubo, se tienen mínimo cuatro, orgánico, plástico, vidrio y papel, y con más o menos acierto vamos separándolos para contribuir a darle a esos productos una segunda vida.

¿Y qué ocurre con el Aceite? pues igualmente, debemos de concienciarnos en reciclarlo para evitar la contaminación de nuestros ríos y nuestros mares. ¿Sabías que un litro de aceite usado contamina lo mismo que 1000 litros de agua residual? o lo que es lo mismo, Con un litro de aceite se pueden contaminar 40.000 litros de agua limpia…

Con estos números me planteé reciclar el aceite que uso en la cocina para freír, De Cospedal Gourmet, para reciclarlo como he visto en mi casa hacer, y es haciendo Jabón casero.

Busqué en el recetario de mi madre y encontré una receta de Jabón, pero, os voy a ser sinceros, una vez empezado, y buscando en muchas páginas web, decidí modificar la receta, pues las cantidades que usaba mi madre, fundamentalmente la de sosa, me parecía excesiva.

El Jabón casero es muy fácil de hacer, pues solo necesita tres ingredientes básicos, y a partir de ahí lo puedes complicar todo lo que quieras, esencias, colorantes, mezcla de aceites en distintas proporciones….

No os voy a complicar mucho, yo solo he usado cuatro ingredientes, pues añadí unas gotas de esencia de Romero para darle un toque de aroma, pero la receta es sencilla:

Ingredientes para Jabón casero (por este orden):

  • Agua.
  • Sosa.
  • aceite usado de cocina (en mi caso Aceite De Cospedal Gourmet) bien filtrado y libre de impurezas.

Para hacer las proporciones os dejo un enlace a una web que me pareció muy interesante que nos indica el índice de saponificación. Saponificar es convertir en Jabón una materia grasa mediante una reacción química  con una sustancia alcalina. Cada tipo de materia grasa tiene un indice de saponificación diferente, y eso es lo que nos va a dar la cantidad de, en nuestro caso, sosa, que vamos a necesitar para convertir toda la grasa en jabón.

Tabla para calcular el indice de saponificación: https://calc.mendrulandia.es/?lg=es 

Para un uso doméstico, como para limpieza de manos y cuerpo, nos va a interesar que el jabón quede graso, así que vamos a reducir la cantidad de sosa, pero para un jabón para la ropa, no queremos grasa, así que aplicaremos el índice tal cual. en mi caso, lo he usado para manos y le he dado un sobre engrasamiento del 10 % y una concentración del 12 %

una vez elegida la cantidad que vamos a usar nos ponemos manos a la obra.

  • Un litro de Agua
  • 125 gramos de sosa (NaOH)
  • Un litro de aceite
  • Esencia de lavanda

 

Vertimos el agua en un recipiente, preferiblemente plástico o cristal, y poco a poco vamos vertiendo la sosa y removiendo. ¡OJO! este proceso debe de hacerse con protecciones, guantes gafas y preferiblemente al aire libre. Esta reacción provocará calor, no te asustes.

Una vez disuelta la sosa debemos echar poco a poco el aceite, sin parar de remover (con una cuchara de palo o de plástico), hasta que, a los 10, 15 minutos, se habrá creado una mezcla homogénea de un color parduzco, y textura similar a la leche condensada.

En ese momento lo volcamos en los moldes y lo dejamos reposar, en mi caso 48 horas, antes de desmoldar; en ese tiempo el jabón cambia de color hacia un blanco grisaceo, mucho mas bonito del original de la mezcla.

Es ese momento el jabón se puede cortar (no conviene dejarlo mucho más tiempo pues se pone demasiado duro y es muy difícil de cortar), pero no se puede usar, pues todavía el pH es bastante alto y hay que dejarlo reposar aproximadamente un mes para que  no sea irritante para nuestras manos.

Con esta receta hemos conseguido principalmente dos cosas, la primera, reducir la contaminación de nuestros ríos y mares, y la segunda conseguir hacer  de un producto de desecho, un nuevo producto sano y natural para el uso diario en casa.