UN ESTUDIO REVELA LOS BENEFICIOS DE LA DIETA MEDITERRÁNEA, CON EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA COMO PRINCIPAL FUENTE DE GRASA, EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO DE NUESTROS JÓVENES.

El artículo, realizado por la Universidad Jaime I de Castellón, muestra que la influencia de la dieta mediterránea junto con una buena calidad del sueño, mejoró el rendimiento académico de los jóvenes que participaron en el estudio.

Bajo una muestra de más de 250 estudiantes, se comprobó que la relación entre la dieta mediterránea y el rendimiento académico podría estar relacionada con el papel que ejercen los nutrientes en el cerebro.

Según el estudio, el consumo de ácidos grasos presentes en el Aceite de Oliva Virgen Extra estimularía el funcionamiento cognitivo, lo que repercutiría directamente en una mejora del rendimiento académico. Además, la ingesta de estos repercute positivamente en la regulación del sueño, clave también en el rendimiento de nuestros jóvenes.

Los jóvenes que mantuvieron durante el ensayo una dieta mediterránea mostraron mayor calidad del sueño, y en conjunto, un aumento en las calificaciones finales.

Teniendo en cuenta la importancia de un buen rendimiento académico durante la adolescencia, que puede llevar a tener influencia sobre el futuro de nuestros jóvenes en cuanto a condiciones laborales y a salud, es muy importante que enseñemos a nuestros jóvenes a alimentarse bien. ¿Por  qué no empezar el día con unas tostadas con Aceite de Oliva De Cospedal BIO?